La profesión de agente inmobiliario. Qué es, requisitos y habilidades para convertirse en buen agente.

La profesión de agente inmobiliario. Qué es, requisitos y habilidades para convertirse en buen agente.

 

Profesión de agente inmobiliario

profesion agente inmobiliario

La profesión de agente inmobiliario es por una profesión muy necesaria en nuestro país, dado que el sector inmobiliario tiene un gran peso en la economía y en el mercado español. Además, es fácil ser agente inmobiliario, solo hay que saber un poco de:

«urbanismo, valoración, derecho, finanzas, administración, psicología, ingeniería, política, economía, marketing, arquitectura, historia, matemáticas, arte, ortografía, lógica, estadística, ventas, fotografía, teatro, dirección de proyectos, contabilidad, turismo, tecnología, literatura, impuestos, proyectos, tecnología, negocios, idiomas»

Ser agente inmobiliario es una profesión muy completa basada en el trato y servicio a personas y por ello necesitamos tener un abanico de conocimientos importante, aunque nos podamos apoyar en otros profesionales que nos ayuden en el mercado. Hay una parte que debemos tener clara:  con formación y vocación de servicio, podemos llegar muy alto en el ámbito de la intermediación inmobiliaria.

Lo más complejo e importante son las personas, por lo que es importante tratarlas con mucha psicología y empatía. Las personas son infinitas, cada una es diferente y tenemos que entender las exigencias de cada cliente lo cual no es sencillo. No olvides que eres su pilar para gestionar la que probablemente sea la operación más importante de su vida: la compra-venta de su casa.

Así pues, hay dos partes en esta profesión, una aparte técnica que se aprende relativamente bien con los medios que tenemos y la parte humana, que es algo más compleja.

A su vez, hay otra serie de características de esta profesión que es muy importante tener en cuenta. Te las resumimos a continuación:

  • La profesión de agente inmobiliario es una profesión que requiere dedicación, no podemos tomárnosla como una profesión complementaria.
  • El agente inmobiliario no vende pisos, en realidad, ayuda, acompaña, asesora a las personas en el proceso de la compra venta ¿Por qué? Porque se trata de un acción que requiere de bastante tiempo, es un proceso largo, y no es automático. Un agente inmobiliario trabaja con dos conceptos: el valor real que da el mercado y el segundo, el valor emocional, que da cada propietario (para el propietario su casa tiene un aspecto sentimental que traduce en un aumento de su valoración económica; algo que en muchas ocasiones no se corresponde con la realidad) Es muy importante conocer el valor emocional ya que somos asesores y por tanto apoyamos y ayudamos en este proceso de venta del bien más preciado del usuario, que es su casa.
  • Otra de las características del sector inmobiliario es que trabajamos a éxito, ponemos disposición, trabajo y tiempo hasta que logramos el objetivo.
  • Se puede decir que una persona empieza trabajando en el sector inmobiliario porque le han gustado algunos aspectos, porque lo intenta y le atrae la profesión pero cuando empieza a conseguir resultados, es cuando se convierte en un auténtico profesional. Pueden pasar tres cosas, la primera que se vaya porque no ha conseguido resultados, la segunda que consiga establecerse en una línea normal de actividad en un largo plazo con pocos resultados al principio y que vaya mejorando y los que realmente tienen grandísimos resultados, los que se transforman en profesionales. Hay gente a la que no le llega nunca, pero cuando llegan los resultados, se ve y se nota.
  • Es una profesión que se puede empezar con cualquier edad. Hay agentes de 20 años y agentes de 80. Igual de exitosos e igual de motivados.
  • Es un trabajo de dedicación. Es una profesión que permite resultados económicos espectaculares, si le pones dedicación. Un agente inmobiliario normal, que desarrolla su trabajo de forma correcta, no debería ganar menos de 3.000 euros al mes.

¿Qué es lo más importante de esta profesión?

necesario para ser buen agente inmobiliario

 

La prospección: conocer a personas y darte a conocer.

Es un trabajo de hablar y de interactuar con personas. Hay una frase que resumen muy bien este concepto: “para tener éxito en esta profesión tienes que hablar con 30 personas al día”. Estamos ante un trabajo social, por lo que es importantísimo incentivar las relaciones con tu zona de influencia: barrio, entorno, amigos y conocidos.

Tienes que cuidar por tanto tu marca personal, tu wasap, gestionar redes, visitas, acudir a eventos, networking incluso en deportes y hobbies. Otra gran herramienta de prospección son los portales inmobiliarios, los cuales pueden ayudarte mucho en la distribución de tu producto y a su vez ayudarte a ampliar tu cartera de propiedades.

Trabajar en el sector inmobiliario te obliga también a hacer un esfuerzo importante en el mundo digital. Tenemos que trabajar las apps de cercanía que se han puesto muy de moda, como “tienes sal” o “next door” que ponen en contacto personas del barrio, son apps donde nos recomiendan vecinos y hay que estar ahí poniéndote a su disposición como agente inmobiliario. El mundo digital puede ser nuestro gran aliado si sabemos aprovecharlo.

Las redes sociales son también vitales para  la profesión de agente inmobiliario. Debes de gestionar tu propia página de Facebook si o si. Instagram a la calle, ¿qué significa esta frase? hay que buscar dentro de nuestro barrio en la calle a gente que tenga cosas divertidas o importantes que decir o llevar de la calle a Instagram. Interactuar con la calle, personajes interesantes, restaurantes que ahora vuelven a arrancar, etc

Además de lo digital no nos podemos olvidar de la publicidad tradicional.

En REMAX te enseñamos a gestionar con éxito tu prospección

La relación agente inmobiliario y cliente

relacion agente inmobiliario cliente

Cuando los clientes entran en contacto con un agente inmobiliario, hay muchas sensaciones y perspectivas generadas por el propio cliente que nos contrata. La mayoría de las personas nos ven como una ayuda, como un colaborador en esta materia. Hay quien, sin embargo, ve al agente como una amenaza, desconfía de el, es un gasto y en ocasiones piensa que innecesario Según como nos vean el trabajo será más o menos complejo.

A su vez, hay personas que no se sienten cómodas al trabajar con el agente, pero como le gusta el resultado o producto sigue con el, y al contrario, quienes se encuentran a gusto con el agente pero no se consigue el resultado deseado de una compra venta. La mayoría de los clientes entra en contacto con sus agentes por el producto, pero vuelven o no vuelven por el servicio prestado.

Está claro que la gente no compra o vende cada tres semanas, que la relación es más larga y si hemos trabajado bien, estas personas nos recomiendan y nos llevan de la mano a conocer a otros clientes. Es un trabajo de siembra, de afianzar relaciones, y es un trabajo que, si conseguimos seguir una buena filosofía, puede ser para toda la vida

¿Qué hace falta para ser agente inmobiliario?

requisitos agente inmobiliario

 

  • Actitud.  Hemos intentado inyectar actitud, pero es algo que no se puede enseñar, hay que traerla de casa.
  • Disciplina personal, lo llamamos método pero se organiza en base a la disciplina personal. Si tu puedes ser disciplinado contigo mismo, seguramente tendrás muchísimos resultados. No es un trabajo para artistas, si tienes actitud de artista puede ayudar, pero sin disciplina es muy complicado. Es más fácil tener éxito siendo una persona disciplinada a la que añades aptitudes de negociación, que al revés. Las personas indisciplinadas se suelen «desinflar» antes de llegar a resultados
  • Apuntarse las cosas, se apunta incluso lo que ya se ha contado para no repetir las mismas historias. En este trabajo movemos una cantidad importante de información y con muchas personas por lo que es muy relevante para la gente que recuerdes los pequeños detalles.
  • Dedicación: curiosidad de formarse, de informarse, de crecer, de ir más allá del trabajo porque esta profesión es de 360 grados.

Esta profesión tiene un recorrido totalmente desafiante, emocionante y muy divertido y es también muy duro por otro lado, y requiere un esfuerzo y empeño.

Hay por supuesto expectativas, frustraciones y éxitos. No es una profesión para todos porque es un trabajo donde hay muchos noes,

Hay que ir detrás del problema final de las personas, entendiendo las dificultades y necesidades de cada cliente. A veces nos frustramos porque el cliente no hace lo que queremos nosotros, que es lo normal. Es un cliente, somos nosotros los que tenemos que adaptarnos a sus exigencias.

La profesión de agente es a su vez una profesión de grandes satisfacciones porque cuando se completa el proceso de compraventa de un inmueble realmente se genera una satisfacción personal importante más allá de la satisfacción económica.

La profesión de agente te marca, te da una formación distinta a cualquier otra y te permite incluso vivir en el mundo con una visión más amplia.

Y tú, ¿también quiere formar parte de esta apasionante profesión? Contacta con nosotros sin compromiso a través del formulario o de este link https://www.asociatearemax.es/contacta/