¿Vender mi casa por mi cuenta o contratar a un agente inmobiliario?

vender mi casa por mi cuenta o contratar a un agente inmobiliario

La venta de una casa, de tú casa, no es una operación económica más. Hablamos de la que probablemente sea la transacción más importante que vas a realizar en tu vida y que conlleva no solo implicaciones económicas, sino que también una importante carga emocional que has de saber gestionar.

Vender tu casa puede llevar mucho tiempo y ser un desafío emocional, especialmente si nunca lo ha hecho antes. A veces puede parecer una invasión de la privacidad porque los extraños entrarán en tu casa, abrirán tus armarios y hurgarán. Criticarán el lugar que probablemente se haya convertido en algo más que cuatro paredes y un techo para ti y, para colmo, te ofrecerán menos dinero del que crees que vale tu casa.

Sin experiencia y con una transacción compleja y emocional en tus manos, hay algunos errores que inevitablemente vas a cometer, aunque pienses que vender por tu cuenta quizás sea más “económico”. No olvides que desconoces por completo el mercado y que quizás la venta te traiga, además de quebraderos de cabeza, una menor rentabilidad por ese desconocimiento. Entonces, llega el momento en el que te planteas ¿vendo mi casa con la ayuda de un agente inmobiliario?

Nosotros, vamos a intentar ayudarte a dar respuesta a esta pregunta analizando los pros y contras ¡Seguro que tras la lectura de este post ya estás más cerca de tomar esta importante decisión!

PROS de vender tu casa por tu cuenta

Puedes “ganar más dinero” si vendes por tu cuenta

Cuando vendes la casa tú mismo, no tienes que pagar los honorarios de una gente inmobiliario. Dado que los agentes inmobiliarios pueden cobrar una tarifa porcentual basada en el precio de venta, podrías ahorrar una importante cantidad de dinero, dependiendo del valor de tu casa. Ahorrar una comisión es la principal razón por la que los propietarios intentan vender por su propia cuenta. El truco, por supuesto, es hacer realidad la venta sin un agente inmobiliario. Esto es más fácil decirlo que hacerlo, pues un importante porcentaje de propietarios que pone a la venta su casa fracasan y terminan contratando a un agente.

Control absoluto sobre la venta de tu casa

Cuando vendes tú mismo, tienes el control total del proceso de ventas. No tienes que escuchar las opiniones de nadie sobre cómo comercializará la casa, cómo le pondrás el precio, cómo negociarás, cómo prepararás la casa para la venta o cualquier otra decisión (¿sabes hacerlo?). Todo depende de ti. Por supuesto, hay cosas buenas y malas en esto. Si bien no escuchas más que tus propias opiniones, estás perdiendo el valioso asesoramiento y la experiencia de un profesional.

“Dedicación exclusiva” a la venta de tu casa

Si contratas lo servicios de un agente inmobiliario, sabes que éste no se dedicará solo a la venta de tu casa, pues cuenta con más inmuebles en cartera que ha de vender. Por el contrario, cuando vendes tu propia casa, “puedes dedicar todo tu tiempo y energía disponible a la venta”. Idealmente, tienes mucho tiempo libre para dedicar a la comercialización de tu casa.  Ten en cuenta que has de mostrarla en cualquier momento del día y hasta bien entrada la noche, y estar disponible para hablar con los compradores en cualquier momento que llamen. Tener tiempo es solo una ventaja si realmente lo tienes. Si trabajas durante el día o la noche cuando los compradores potenciales quieren ver la casa y no estás disponible, será aún más difícil venderla por el propietario.

Otros aspectos a tener en cuenta si vendes tu casa por ti mismo

La ubicación puede hacer aumentar drásticamente las probabilidades de vender una casa por el propietario es cuando se encuentra en una calle muy transitada. Si tu casa se encuentra en la carretera principal, en una zona muy comercial o con muchos servicios, tiene la ventaja de que muchas personas se den cuenta de que estás vendiendo tu casa, siempre que tengas una señalización prominente. A su vez, si la ubicación del inmueble es bastante demandada, los potenciales compradores que busquen en la zona preguntarán a su agente también por tu casa.

Consejos para vender tu casa

  • Mantén tus emociones bajo control y enfócate en el aspecto comercial de vender su casa. No pienses en el aspecto emocional, los sentimientos que te desprende. Eso no aporta valor económico al inmueble.
  • Contratar a un agente supone hacer frente a sus honorarios, pero puede eliminar muchas conjeturas de la venta.
  • Si decides vender por tu cuenta, establece un precio de venta razonable, a valor de mercado.
  • Prepárate para la venta, no escatimes en recursos.

CONTRAS de vender tu casa por tu cuenta

Puede que no haya tantos beneficios económicos como imaginas

Si bien no tendrás que pagar los honorarios de agente, es probable que no obtengas un precio tan alto por tu casa como lo haría si trabajaras con un profesional. Un agente inmobiliario profesional sabe cómo comercializar tu propiedad con los compradores adecuados, ponerle un precio competitivo y negociar basándose en las características de tu inmueble. Una de las principales razones por las que los propietarios fracasan en la venta es un precio de venta incorrecto. Sin el asesoramiento de un tasador o un agente competente, valorar una vivienda a precio de mercado es muy complicado, pues no dispones de los conocimientos para llevarla a cabo.

Hay dos factores que determinan la venta de una vivienda:

  • Precio: sin el precio correcto, es casi imposible vender una casa. ¡Tener un precio excesivo es la principal razón por la que las casas no se venden!
  • Conocimiento del mercado: el objetivo de un plan de marketing para la venta de una casa es conseguir tantos compradores cualificados para la compra de la casa como sea posible.

Sin tener conocimiento de ambos factores, el potencial de la venta de la propiedad baja considerablemente.  No es ni más ni menos que la Ley de la oferta y la demanda. Al vender una casa, tu objetivo es obtener múltiples ofertas de diferentes partes.  Por un lado, como vendedor particular no tienes acceso a todos los potenciales compradores de la vivienda; y por otro, caer en poner un precio de venta elevado hace que sus probabilidades de venta disminuyan. Es fundamental valorar el inmueble a precio de mercado.

Comercializar una casa no es tarea fácil, especialmente si no cuentas con una red de agentes y agencias que puedan ayudarte a distribuirla entre potenciales compradores

 Puedes publicar tu propiedad en muchos portales inmobiliarios sin mucho esfuerzo. Pero también pueden hacerlo todos los demás propietarios particulares. Un buen plan de marketing asegura que tu anuncio destaque y llegue a los potenciales compradores de tu vivienda. Evidentemente, un agente también publicará tu vivienda en los portales inmobiliarios, pero también la dará a conocer entre todos sus compañeros de red, si trabaja en una red de franquicias, la compartirá en la bolsa de inmuebles compartidos MLS y también la dará a conocer entre el resto de inmobiliarias multiplicando enormemente las posibilidades de localizar al comprador ideal.  Y es que, tu agente puede llegar a personas a las que tu vendiendo por tu cuenta jamás llegarías, además de una manera que es mucho más atractiva que con un anuncio más en un portal inmobiliario.  Además, los mejores agentes inmobiliarios tienen sus propios sitios web, a lo que se suma la propia Web de la agencia para la que trabaja.

 

Vender por tu cuenta en un trabajo muy duro

Si quieres hacer un trabajo decente y efectivo en la venta de tu casa, deberás dedicar una cantidad considerable de tiempo a la venta. Tu casa necesita ser inspeccionada, reparada según sea necesario (pero solo reparaciones que harán que la venta sea mejor), fotografiada, grabada, publicada y visitada. Cuando consigas compradores interesados, deberás estar disponible para contestar sus llamadas telefónicas, mostrar la casa cuando estén disponibles y deberás negociar un buen precio. Mucha gente vende sus propias casas. Pocos lo hacen bien, por lo que debes estar preparado para trabajar.

Los sitios Web destinados a la venta de particulares no son tan efectivos

Al vender una casa, la gran mayoría de los compradores encuentran casas buscando en internet, especialmente en portales y Webs de anuncios. Desafortunadamente, tener tu casa en los lugares de venta más populares para particulares no es lo más efectivo por dos razones:  los precios que aparecen no son los precios finales de venta y porque no cuentas con las condiciones (previa inversión) con las que cuentan agentes y agencias para lograr que tu anuncio destaque sobre los demás. Además, son solo una pequeña “porción” de toda la demanda a la que tú no tienes acceso.

Incluso aunque pongas todo tu tiempo, trabajo y esfuerzo, no podrás reemplazar la labor de un agente inmobiliario

Vender una casa sin la ayuda, el soporte y servicio de un agente inmobiliario no es una tarea fácil. Puedes tener todo el tiempo libre del mundo y puedes dedicarlo plenamente a vender tu casa, pero no podrás hacer muchas cosas con el mismo nivel de habilidad y conocimiento que un asesor inmobiliario. Un agente no necesita dedicar cada hora del día a vender su casa porque es eficiente, tiene experiencia y puede elegir qué hacer y cuándo con precisión. No olvides que eres nuevo en esto de la venta de una casa, lo que significa que cada paso tendrá una curva de aprendizaje y no tendrás la oportunidad de practicar, fallar y mejorar, para alcanzar el nivel de un profesional.

 

Necesitas cualificar y calificar al comprador

Si tienes la suerte de encontrar un comprador por tu cuenta, deberás asegurarte de que esté realmente calificado para comprar. Uno de los problemas de la venta por propietario es no tener ninguna habilidad para determinar las calificaciones de un comprador. Seguro, quizás esté pensando que todo lo que necesitas saber es si tiene la posibilidad de que le concedan una hipoteca. Existe una gran diferencia entre ser pre-aprobado para una hipoteca y tenerla concedida; además el potencial comprador deberá conocer todos los gastos extra a los que tendrá que hacer frente para la compra del inmueble y que en muchas ocasiones también tu desconoces.

Debes de garantizar ante todo tu seguridad

Permitir la entrada constante de extraños a tu casa conlleva riesgos, al igual que poner información personal en Internet. Los agentes inmobiliarios tienen un proceso para garantizar tanto su propia seguridad como la de sus clientes. Por ello, es importante que durante las visitas no estés solo y pidas a los visitantes que firmen un libro de visitas y presentes una identificación. También es aconsejable que retires todos tus objetos de valor antes de la visita.

Necesitas tener conocimientos legales

Cada provincia tiene sus propias leyes y regulaciones relacionadas con la venta de una casa. Debes informarte sobre lo que se te exigirá como vendedor y debes preparar toda la documentación necesaria para realizar una transacción inmobiliaria. Esto es importante, así que tómate tu tiempo y asegúrate de entender cómo hacer las cosas bien antes de seguir adelante.

¡Cuidado! Serás un objetivo para los “cazadores de gangas”

La venta por el propietario atrae a ciertos compradores, aquellos que buscan un buen negocio. Asumen que estás dispuesto a vender por menos porque no tienes que pagarle a un agente inmobiliario sus honorarios, por lo que deberás estar preparado para tratar con dichos compradores.

Es posible que necesites consultar a un agente o a un tasador el precio de venta de tu casa

Incluso si no contratas los servicios de un agente inmobiliario para todo el proceso de venta, es importante que le consultes la valoración de tu inmueble. El precio que tendrá un efecto significativo en los resultados que obtengas. Si el precio es demasiado alto alejarás a los compradores y puedes hacer que su casa permanezca en el mercado durante demasiado tiempo llegando a “quemarse”.

Razones principales por los que un vendedor particular no consigue vender su casa

  • Valoración incorrecta del inmueble
  • No tener flexibilidad horaria para las visitas
  • La casa no estaba preparada para su venta. Esto puede incluir arreglar elementos que deberían haberse reparado, así como saber cómo organizar una casa correctamente y mostrar su mejor imagen para las visitas.
  • La casa no se comercializó adecuadamente, incluida la presentación, la fotografía y la exposición a Internet
  • No saber cómo calificar adecuadamente a un comprador para asegurarse de que realmente puede comprar la vivienda.

Razones por las que no vendo mi casa

Tal y como has podido comprobar, vender una casa por ti mismo es complejo, supone una inversión en tiempo y dinero y no es nada fácil. Si necesitas la ayuda de un profesional inmobiliario, localiza a tu agente en https://vendermicasa.remax.es/hacemos-equipo-contigo/  ¡Déjanos trabajar por ti!

Luis Fernández Pacheco, una fulgurante carrera como agente REMAX de éxito

Luis Fernández Pacheco, una fulgurante carrera como agente REMAX de éxito

Cómo ser un agente inmobiliario de éxito

Luis no es solo un ejemplo de éxito como agente inmobiliario, sino que lo es además en tiempo récord. Agente Asociado a REMAX Jumbo Punto Cero, empezó su bagaje en REMAX a finales del 2017 y tan solo 3 años después se ha convertido en el agente Nº1 por volumen de ingresos de toda España. Sin duda, una trayectoria digna de conocer y que te presentamos en esta entrevista que nos ha concedido. Como aperitivo, algunas de las claves de su éxito: vocación de servicio, trabajo y pasión. ¡El mismo nos lo cuenta!

Luis acabas de obtener el que es quizás el premio más deseado por un agente: Agente Nº 1 del año por ingresos ¿Cómo lo has logrado? ¿Imaginaste en algún momento llegar hasta aquí?

Lograr este objetivo ha sido una mezcla de 3 ingredientes: mucho trabajo, mucha pasión y dar un servicio de 11 a todas las personas con las que contacto, lleguen a ser o no finalmente clientes míos. La verdad es que nunca imagine llegar hasta aquí, es más, ese nunca fue el objetivo. El objetivo era otro: dar el mejor servicio posible a mis clientes. Estoy convencido que esto ha sido una consecuencia del objetivo principal.

¿Podrías hacer un breve balance de tu trayectoria en REMAX desde tus comienzos hasta la actualidad?

Comencé en REMAX en octubre del año 2017. En 2018 conseguí entrar en el Club Executive, en 2019 entré en el Club 100% y en el año 2020 el Club Platino. No puedo estar más satisfecho de todo lo que he aprendido por el camino y de la cantidad de personas que he conocido. Está siendo un viaje apasionante. Después de muchos años buscando el trabajo ideal, por fin lo he encontrado. En REMAX he encontrado mi verdadera pasión que es: ayudar a propietarios a vender sus viviendas al MAYOR precio posible.

¿Qué es lo que más has aprendido hasta el momento de este sector?

En este negocio he aprendido muchas cosas, pero lo fundamental que este es un negocio de personas y que cada persona es diferente y que como asesor inmobiliario debo adaptarme a ellos para darles el mejor servicio, entendiendo y cubriendo sus necesidades. También he aprendido que como agente inmobiliario debo de hacer cosas diferentes e innovadoras y por eso hago videos y tengo un canal inmobiliario en Youtube. Esto es una muestra:

Si tuvieses delante a un agente REMAX que acaba de incorporarse a la red, ¿Qué consejo le darías? ¿Cuáles son a tu parecer las claves para lograr ser un agente de éxito?

Lo principal es que el que se incorpore a este sector venga con MUCHAS ganas de trabajar y dedicar tiempo a aprender este negocio. Tenemos el apoyo de nuestro bróker, managers y resto del staff.  La mayoría de puntos de claves para triunfar en este negocio ya están inventados y el nuevo agente “solo” debe de ponerlo en práctica. REMAX lleva más de 25 años poniendo este conocimiento a disposición de los agentes. Solo hay que seguir este conocimiento y trabajar duro, porque el éxito te llega luego de manera inevitable. Os dejo este video en el que explico las herramientas que debería de llevar un agente inmobiliario en su coche por si os es de ayuda:

¿Qué ha aportado tu oficina RE/MAX Punto Cero a tu carrera profesional? ¿y por parte del master franquicia REMAX España?

REMAX Jumbo Punto Cero me aporta la tranquilidad de estar rodeado de un nutrido grupo de profesionales experimentados, con ganas de trabajar y de superarse a si mismo cada día. El ambiente en la oficina es brutal con personas que son lideres en las zonas donde trabajan y con las que puedes compartir experiencias y conocimiento. REMAX España pone a nuestra disposición la mejor formación y las mejores herramientas del mercado para que podamos seguir dando un servicio premium a nuestros clientes.

¿Qué es a tu parecer lo que más demanda el cliente en estos momentos de un agente inmobiliario? ¿Qué busca en ellos?

Los clientes buscan personas cercanas y que tengan un profundo conocimiento del mercado inmobiliario. También diría que lo buscan es una persona cercana que les genere confianza. Es por eso por lo que en nuestro afán de innovar ofrecemos de manera gratuita información sobre el sector inmobiliario. Una muestra de este tipo de videos:

Si hay algo que no podemos obviar en esta entrevista es la crisis sanitaria que padecimos en el 2020 y que desgraciadamente seguimos padeciendo, ¿Cómo habéis logrado hacerla frente?

Cuando nos llegó la crisis sanitaria detectamos que muchas personas que estaban confinadas, tenían problemas de espacio en sus pisos y que comenzaban la búsqueda de chalets en las afueras de Madrid. Detectado este nicho de mercado comenzamos a centrar todos nuestros esfuerzos en la captación de este tipo de productos.

Luis, iniciábamos esta charla hablando de tus éxitos, reconocimientos. ¿Hasta dónde quieres llegar como agente REMAX? ¿Cuáles son tus objetivos a largo plazo?

Creo que en este sector hay muchas oportunidades por conquistar. Mi objetivo a largo plazo es crear el mejor equipo de profesionales inmobiliarios que den el mejor servicio a los propietarios con los que colaboremos. Para ellos busco personas que viniendo o no del sector quieran desarrollarse como agentes inmobiliarios de éxito para que podamos hacer cosas como esta:

 

Luis es un gran ejemplo de cómo adaptándonos al modelo de negocio que ofrece REMAX a sus agentes junto con trabajo y servicio se puede llegar a ser todo un número 1 ¿Tu también quieres serlo? pincha en este link y estarás más cerca de lograrlo https://www.asociatearemax.es/contacta/

Ser agente inmobiliario autónomo en España. Encuadre Legal.

Ser agente inmobiliario autónomo en España. Encuadre Legal.

Autor: Antonio Priego. Dr. en Derecho por la Universidad de Valencia, profesor asociado de derecho mercantil en la Universidad de Valencia, Delegado de Expansión y Consultor de Desarrollo de REMAX España

Trabajar como agente autónomo es legal en nuestro país y una opción muy utilizada en muchas agencias inmobiliarias. Es la opción además que reporta mayores beneficios económicos tanto para el agente como para el bróker al significar menor riesgo empresarial.

 

De este modo, en este post vamos a analizar la parte legal sobre la relación de los autónomos como agentes inmobiliarios con las oficinas. Para ello, debes de conocer y distinguir la diferencia entre.

  • Autónomos dependientes o TRADE (trabajador autónomo económicamente dependiente)
  • Autónomos independientes
  • Falsos autónomos

En primer lugar, hablaremos del autónomo independiente y el autónomo dependiente, de las diferencias que hay entre ellos y qué características tiene cada uno, teniendo en cuenta que ambas son figuras que, por supuesto, tienen cabida dentro del sector inmobiliario y de nuestro modelo de negocio REMAX.

Después hablaremos de la diferencia entre un TRADE o autónomo dependiente y un falso autónomo; cuándo nos encontramos ante cada uno de los casos y cuándo también existe, si realmente es así, la figura del falso autónomo en el sector inmobiliario.

Veremos también en este aspecto algunas sentencias legales sobre el tema y por último hablaremos de organización y directrices de algunos aspectos prácticos sobre la relación de los brokers o gerentes de una oficina inmobiliaria con los agentes autónomos.

¿Interesante verdad? ¡Comenzamos!

¿Qué es ser un trabajador autónomo dependiente? ¿Qué es el TRADE?

“Art. 11.1 Ley 20/2007. Los trabajadores autónomos económicamente dependientes a los que se refiere el artículo 1.2.d) de la presente Ley son aquéllos que realizan una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual, personal, directa y predominante para una persona física o jurídica, denominada cliente, del que dependen económicamente por percibir de él, al menos, el 75 por ciento de sus ingresos por rendimientos de trabajo y de actividades económicas o profesionales.”

La primera consideración que tenemos que ver en este artículo es que el TRADE es una figura reconocida legalmente, aunque pudiera no parecerlo, y se puede trabajar como tal en cualquier sector y por supuesto también dentro del sector inmobiliario.

La segunda consideración es que, si vemos la definición de TRADE, muy similar a la del autónomo, es un profesional que realiza una actividad económica o profesional a título lucrativo y de forma habitual y personal.

Podríamos decir que, un autónomo económicamente dependiente es un autónomo que trabaja de forma predominante para un cliente y que percibe de este al menos el 75 por ciento de sus ingresos.

Vamos a ver requisitos que nos permiten delimitar con mayor claridad esta figura

Algunos de ellos son necesarios para cualquier autónomo, no sólo los tiene el TRADE, pero en base a la dependencia económica que tiene esta figura entorno a un solo cliente, la ley ha querido reforzar estos requisitos en la figura del TRADE para distinguirlo del autónomo independiente y darle un tratamiento particular.

  1. En primer lugar, el TRADE no tiene trabajadores ni puede subcontratar trabajadores. Esta sí es una diferencia frente a un autónomo independiente, que sí que puede contratar trabajadores.

Puede hacerlo solo en algunas excepciones que nos indica la propia ley como pueden ser el riesgo durante el embarazo o situación de lactancia, también en descanso por maternidad o paternidad, o tener a su cargo algún familiar dependiente.

Esto significa por tanto que, si un autónomo contrata un trabajador, no tendría la calificación de TRADE, sino que tendría la calificación de un autónomo normal o independiente.

  1. Por otro lado, no debe ejecutar el TRADE su actividad de manera indiferenciada con la de los trabajadores que presten servicios bajo cualquier modalidad de contratación laboral por cuenta del cliente.

¿Podemos por tanto trabajar como agente inmobiliario autónomo modalidad TRADE con trabajadores por cuenta ajena dentro de una inmobiliaria legalmente?

No hay absolutamente ningún problema siempre y cuando la actividad que realicemos como agente o la función no sea la misma.

Por ejemplo, una coordinadora o un manager pueden estar perfectamente contratados por cuenta ajena y trabajar con agentes autónomos

  1. Tenemos que disponer de infraestructura productiva y material propios, necesarios para el ejercicio de la actividad e independientes de los de nuestro cliente, cuando en dicha actividad sean relevantes económicamente.

¿Qué quiere decir esto? que el agente inmobiliario utiliza un ordenador y un teléfono propios, que se paga su material publicitario, que asume el coste de sus desplazamientos, etc no los puede asumir la agencia inmobiliaria para la que trabajes, no sería legal.

  1. Desarrollar su actividad con criterios organizativos propios, sin perjuicio de las indicaciones técnicas que pudiese recibir de su cliente.

Es el agente, el encargado de establecer su agenda, sus citas, sus reuniones y fijar su horario de trabajo.

El bróker puede realizar indicaciones técnicas, como expresar una indicación para mejorar un aspecto del proceso de venta que desarrolla el agente, pero en ningún caso organizar el trabajo de un agente autónomo.

  1. Percibir una contraprestación económica en función del resultado de su actividad, de acuerdo con lo pactado con el cliente y asumiendo riesgo y ventura de aquella.

Es decir, que los ingresos que perciba este agente inmobiliario deben ser resultado directo de su actividad. El agente recibe ingresos exclusivamente si finaliza operaciones que dependen exclusivamente de su actividad. Los ingresos que genera y recibe son por los que realmente está asumiendo los riesgos de su trabajo. El broker no le va a pagar si él no finaliza o culmina con éxito una operación inmobiliaria.

Diferencias entre el autónomo dependiente o TRADE y autónomo Independiente

Una vez desgranada la figura del autónomo dependiente es más fácil que ahora puedas apreciar mejor las diferencias frente al autónomo independiente. Un autónomo independiente es aquel autónomo que no depende económicamente de un cliente, sino que trabaja para varios o depende de varios clientes y no de uno solo.

Si somos un agente inmobiliario en el que, al menos el 75% de los ingresos, los percibimos de un único cliente o agencia entonces, tenemos un punto de partida para reflexionar si somos un TRADE.

No obstante, no todo aquel que percibe el 75% de sus ingresos de un único cliente es un autónomo dependiente o TRADE, ya que, a su vez, debería de reunir los requisitos que hemos visto anteriormente para tener esa consideración. Cito otras características que impiden a un agente ser un autónomo dependiente

  • Si cuenta con trabajadores a su cargo, salvo las excepciones que os hemos mencionado, tampoco podría ser TRADE.
  • Si se subcontrata trabajadores para realizar la actividad.
  • Tampoco se podría ser TRADE si son titulares de establecimientos locales comerciales oficinas etc, que estén abiertos al público.
  • Por último, no se podría ser nunca, si es un agente de seguros con auxiliares externos. simplemente porque la ley lo específica de esta manera.

Diferencias entre el TRADE y el falso autónomo

A su vez, estipular las diferencias entre TRADE y falso autónomo es fundamental, pues una mala interpretación puede conllevar prácticas erróneas e incluso no legales.

¿Cuál sería la diferencia entre un TRADE y un falso autónomo?

El falso autónomo por su parte es una figura conceptual que ha aparecido para designar a aquellos autónomos que realmente deberían estar contratados por cuenta ajena.

Un falso autónomo podríamos encontrarlo en situaciones en las que el empresario o el cliente contrata a un trabajador como autónomo con el fin primordial de ahorrarse ciertos costes de seguridad social etc.

Estas actuaciones además suponen que el trabajador deja de tener una serie de derechos que sí que tendría si estuviese contrato por cuenta ajena, como son las pagas extras, las vacaciones retribuidas etc…

En el caso del TRADE, la ajenidad es la principal diferencia. Los ingresos van a depender siempre de su actividad profesional, mientras que en los falsos autónomos sus ingresos suelen ser recurrentes y no dependen de una actividad concreta, por lo tanto, éste no asume el riesgo de la operación realmente.

Además, en el caso de un falso autónomo, la organización del trabajo, la fijación de los horarios, el establecimiento de precios etc., suelen venir siempre definidos por el cliente o el empresario. Es él quien se encarga de todos estos temas en el trabajo, sin que realmente sea el trabajador el que tome la iniciativa o la decisión de decidir sobre cualquiera de estos aspectos.

Sentencias ejemplo de falso autónomo y TRADE, la mejor manera de entenderlo

Como ejemplo práctico, analizamos dos sentencias reales que tratan precisamente sobre la figura del falso autónomo y del TRADE

Caso Deliveroo, Valencia

Seguro que por el nombre del caso ya sabéis más o menos a la sentencia a la que nos estamos refiriendo. De manera evidente trataba sobre un rider, un repartidor de comida, de esta compañía. La sentencia estableció que nos encontrábamos ante un falso autónomo porque no se daban precisamente estas dos notas de dependencia y ajenidad necesarias en los autónomos, tanto dependientes como independientes.

En cuanto a la dependencia, la sentencia nos dice que el trabajador sigue siempre las instrucciones de la empresa y bajo las condiciones fijadas de forma unilateral por esta empresa.  Por ejemplo, la empresa decide la zona en la que el trabajador debía desempeñar sus funciones, las franjas horarias en la que debía de realizar los repartos, e incluso la empresa llega a tener geolocalizados a los trabajadores para controlar los tiempos de su actividad.

La nota definitoria en este caso decía que el trabajador si bien aportaba medios de trabajo propios como la bicicleta y el móvil, carecía de una organización empresarial propia. La sentencia nos dice, además, que existe una aplicación que es propiedad de la empresa y no del trabajador, que es entorno a la que gira toda la organización del trabajo de estos trabajadores.

Con respecto a la nota de afinidad, lo que nos dice la sentencia es que realmente quien decide el precio de los servicios es la empresa y que, además, aunque la empresa no cobre, el trabajador sí que percibe unas cantidades establecidas por cada uno de los repartos. El trabajador tiene unas cantidades mínimas garantizadas siempre sin participar en los beneficios, por lo tanto, realmente no asume ningún riesgo por su actividad y cobra por la misma empresa pague el cliente final o no

Caso SOLVIA

Con respecto a la segunda de las sentencias que os hemos querido poner como ejemplo, es una referente a SOLVIA y está directamente relacionada con el sector inmobiliario.

Para poneros en situación, trata sobre un supuesto en el que un trabajador inmobiliario autónomo que colaboraba vendiendo inmuebles de SOLVIA al llevar unos años trabajando, SOLVIA lo contrata y termina siendo trabajador por cuenta ajena.

Cuando SOLVIA despide a este trabajador, este señor reclama por antigüedad diciendo que antes él realmente era un falso autónomo y que ya pertenecía a la organización de la empresa.

La sentencia lo que nos dice es que en ningún caso era falso autónomo porque:

  • Él pagaba a su cuota a la seguridad social.
  • Ponía los medios de trabajo: su ordenador, su vehículo.
  • Se hacía cargo de sus desplazamientos.
  • No estaba sujeto a los horarios de una organización por parte de la empresa.
  • Podía tener un local sin usar las instalaciones de SOLVIA para realizar allí todas sus gestiones.

Hay además una nota muy característica de nuestro sector que usa esta sentencia para llegar a la conclusión de que realmente era un autónomo y no un falso autónomo; y es que trabajaba, los inmuebles que le cedía SOLVIA.

Este es uno de los puntos que él utiliza para defender que era un falso autónomo, pero entiende la sentencia que es práctica notoria de las APIS disponer de inmuebles de carteras de terceros para comercializar (aquí entrarían tantos muebles bancarios como inmuebles compartidos a través de MLS etc.)

La sentencia dice que esto es normal dentro de la actividad inmobiliaria y que no supone una causa de dependencia por parte del empresario y por lo tanto considera que no es un falso autónomo.

Directrices para trabajar como profesionales inmobiliarios autónomos dependientes TRADE 

Si optas por trabajar en una agencia inmobiliaria como trabajador autónomo dependientes has de tener en cuenta estos aspectos

Contrato

En primer lugar, es muy recomendable registrar un contrato con esta agencia.

Hay muy pocos contratos registrados con este tipo de autónomos, en torno a 10.000 de los cuatrocientos y pico mil contratos que debería haber registrados y ¿por qué se da esta casuística?

En mi opinión particular entiendo que es por dos motivos

  • En primer lugar, por desconocimiento, es decir no todo el mundo tiene claro que estos contratos se deben de registrar.
  • En segundo lugar, entiendo que es por un miedo al control de la administración por parte de la agencia.

Puedes comentarles que éste es un registro de datos sin acceso público, es decir, no puede entrar cualquiera a ver los datos se publiquen sobre contratos y datos personales sino exclusivamente la administración que lleva el registro. A su vez, este registro tiene como consecuencia una mayor protección para el autónomo, no se trata de una vigilancia al empresario; todo lo contrario, beneficia a las dos partes el registro del contrato. ¿Sabes por qué?

Al trabajador:

  • Porque, por ejemplo, lo puede utilizar para solicitar un permiso de maternidad, aunque no haya cotizado el mínimo de 180 días que se establece de forma general.
  • También para el paro de autónomos, ya que no tendría que demostrar pérdidas de un 10 por ciento superiores a los ingresos durante un año como en el caso de un autónomo independiente.

Al contratador:

Beneficia también al cliente o contratador porque se puede establecer una indemnización en el momento del contrato y evitar problemas futuros.

Es interesante este punto porque la ley nos permite pactar directamente en el contrato una indemnización para que, si hay liquidación de contrato tanto si es consecuencia del cliente como si es consecuencia del autónomo, esta cantidad pactada vincula ante el juez. Así que, si después hay cualquier controversia sobre esa posible indemnización, el juez va a fijar lo que nosotros hayamos pactado.

Además, en el propio contrato, podríamos poner que se compensa de alguna manera con algún servicio o formación que no de el empresario.

El proceso de registro del contrato es muy sencillo, el autónomo tiene un plazo de diez días hábiles para registrar el contrato y posteriormente cinco días para comunicárselo al cliente.

Si el autónomo no lo hace es el cliente el que debe registrar el contrato en un plazo de diez días hábiles y aquí sí que hay que apuntar que se deben de comunicar tanto el inicio, es decir la firma del contrato, como las posteriores modificaciones si las hay y la terminación de éste.

La forma de hacer el registro es o bien presencial, en las oficinas del SEPE o de manera virtual a través de un certificado digital o DNI electrónico. Esto para una gestoría es un trámite muy muy sencillo.

Con respecto al contenido del contrato, debe incluir la condición lógicamente de que es un trabajador autónomo dependiente, las condiciones económicas, las condiciones que establece el artículo 11.2 de la ley del estatuto que como hemos visto son que la actividad no se ejecuta de manera diferenciada, que tiene criterios organizativos propios y una asunción de riesgo y que los ingresos son mayores iguales al 75% etc.

Debe recoger también las vacaciones que va a disfrutar el autónomo que, en este caso, el mínimo que hay establecido por ley son 18 días al año, no retribuidas y luego las cláusulas de extinción y por último el tema de la indemnización que os he comentado antes.

Directrices de comportamiento

Por último, también es importante el modo en el que nos relacionamos con nuestro cliente o agencia inmobiliaria para la que trabajemos porque nosotros somos emprendedores o son empresarios que gestionamos nuestros propios negocios.

Aquí unos consejos para ver si nos están tratando como tal:

  • No se puede fijar, a un agente inmobiliario autónomo, unos horarios o no se le puede decir que tiene que estar en la oficina de 10 a 8 de la tarde a no ser que ellos quieran hacerlo.
  • El trabajo, además, no se realiza de forma obligatoria dentro del local. Si hay temas como guardias o formación es algo en el que el agente autómo se tiene que organizar él mismo. Además, todo esto no es obligatorio, sino que tienen que ser voluntario y dentro de la libertad organización del propio autónomo.
  • Son los agentes autónomos los que se gestionan sus visitas y buscan sus clientes. Esto no quiere decir que no se les pueda derivar contactos que entren por la oficina, pero sí, que no deberían ser exclusivamente contactos de la oficina, sino que ellos tienen que realizar sus gestiones propias de su actividad comercial.
  • El bróker puede organizar reuniones de seguimiento y de productividad, pero siempre voluntarias y dentro del ámbito de coordinación que estamos viendo de la actividad del TRADE
  • Con respecto a los pagos, como hemos estado viendo, se hacen siempre y cuando se realicen operaciones de venta. Cualquier pago recurrente, cuotas de seguridad social a cuenta de futuros honorarios, etc. se pueden entender como un pago de nómina y por lo tanto tener la consideración de un empleado por cuenta ajena.

Tal y como habéis podido apreciar, el trabajo con autónomos es posible, y en REMAX llevamos más de 47 años realizándolo con grandes ventajas tanto para nuestros Brokers como para nuestros Agentes Asociados. Los Brokers minimizan riesgos y los Agentes tienen su propio negocio con una inversión mínima y grandes recursos. Si quieres conocer más a fondo nuestra manera de trabajar, contacta con nosotros a través de este link:  https://www.franquiciaremax.es/informacion-franquicia-inmobiliaria/

 

¿Qué hace un agente inmobiliario en su día a día?

¿Qué hace un agente inmobiliario en su día a día?

No hay un día igual a otro, pero sí muchas acciones imprescindibles y que todo buen agente ha de llevar a cabo para lograr alcanzar sus objetivos. También varía si en el agente en ese momento decide ocupar su día en realizar labores de captación de viviendas o si tiene visitas de potenciales compradores. En el primero de los casos tendrá que dedicarse a la contratación de fotógrafos, el volcado del inmueble en portales inmobiliarios, bolsa de vivienda y en el propio CRM o base se de datos de su compañía. En el segundo de los casos, deberá dedicarse a poner la casa a punto para generar una muy buena primera impresión de sus posibles futuros habitantes.

 

que-hace-un-agente-inmobiliario

Sea como fuere, un día en la vida de un agente inmobiliario está marcado por la realización de muchas acciones a lo largo de la jornada e implica adaptarse a las necesidades de sus clientes ofreciéndoles sus mejores servicios. Y es que, los mejores agentes inmobiliarios son los que te facilitan la vida sin que tengas que preocuparte por nada. El trabajo de un agente es facilitar la compra y venta de propiedades para sus clientes. Hacer que un proceso complicado sea fácil es solo parte de lo que hacen los agentes inmobiliarios por los compradores y vendedores

Así, por ejemplo, las mañanas pueden implicar hacer un seguimiento tanto de antiguos clientes como de potenciales clientes, o pueden implicar ayudar a un cliente actual a preparar su casa para vender o visitar a los compradores a través de las casas que están en el mercado, mientras que las tardes las pueden dedicar a actualizar el marketing y las redes sociales o completar el papeleo. A menudo, educan a los clientes sobre cosas como los gastos a los que enfrentarán los compradores al comprar una casa o los inconvenientes de llevar a cabo algo tan complejo como la compra o venta de una vivienda por su cuenta.  Todo esto ni siquiera roza la superficie de las muchas tareas de un agente inmobiliario.

Como decíamos, cada día varía significativamente, lo que hace que la vida de un agente inmobiliario sea bastante impredecible. Una cosa es segura: ser un agente inmobiliario no es un trabajo con horario fijo de 9 a 5, de lunes a viernes. La mayoría de los agentes trabajan diferentes horas cada semana, a veces comenzando temprano en la mañana y terminando en la tarde, o comenzando el día por la tarde y trabajando hasta la noche. Hay muchos fines de semana que los agentes inmobiliarios pueden necesitar trabajar, especialmente cuando se organizan jornadas de puertas abiertas que generalmente se programan los domingos.

La vida de un agente inmobiliario puede ser un enigma para algunos, ya que gran parte del trabajo que realiza ocurre mientras trabaja desde casa y, a menudo, los clientes no son conscientes de ello. Por esa razón, es posible que muchos desconozcan el tremendo trabajo y la energía que implica ser un buen agente inmobiliario.  Además, y pese al gran trabajo que realizan,  es posible que la gente no sepa que contratar a un agente inmobiliario no es caro.

Si te gusta tener un estilo de vida predecible y una carrera de 9 a 5, ser agente inmobiliario puede que no sea lo que estás buscando. Si bien hay muchas tareas que vamos a analizar a continuación y que los agentes realizan de manera regular, es posible que recibas una llamada telefónica que requiera tu atención urgente o que surja algo que cambie por completo tus planes para ese día. El sector inmobiliario es un negocio emocional e impredecible y requiere una flexibilidad por parte del agente; aunque si bien es cierto, con una buena organización puede ser una profesión idónea para conciliar con tu vida personal, pues puedes organizarte horarios y tareas en la mayoría de las ocasiones y trabajar desde casa casi siempre.

Así, un día típico en la vida de un agente inmobiliario puede ser el siguiente, pero hay muchas otras formas en que los agentes organizan sus jornadas, desde el marketing hasta las tareas administrativas, la asistencia a eventos de redes y mucho más.

¡Profundizamos en las muchas acciones de un agente inmobiliario con todo detalle en este post!

De 8:00 a 11:00 ¡una mañana típica de un agente inmobiliario!

Algunos agentes inmobiliarios pueden comenzar su mañana dedicando unas horas a comunicarse con posibles clientes por teléfono o correo electrónico. Para muchos agentes inmobiliarios, este es uno de los aspectos más importantes de su carrera. Si un agente no tiene clientes, no tendrá ingresos. Cuanto más cliente tenga, más dinero gana. Esto es particularmente aplicable para aquellos que son nuevos en el sector inmobiliario, ya que los que acaban de incorporarse a la industria puedentareas agente inmobiliario no tener una base de datos de clientes todavía.

Llegar a posibles clientes, lo que se denomina «prospección», puede implicar ponerse en contacto con amigos, familiares u otras personas que conozca personalmente que hayan expresado interés en comprar o vender una casa.

Investigar vecindarios para los clientes es igualmente importante cuando se trata de encontrar excelentes casas en las mejores ubicaciones.

También puede implicar ponerse en contacto con ‘clientes potenciales fríos’, lo que significa enviar correos electrónicos o hacer llamadas telefónicas a personas que nunca ha conocido pero que pueden estar en el mercado para comprar o vender una casa.

Otra acción imprescindible es ponerse en contacto con aquellos propietarios de la zona que estén intentando vender su casa. Los propietarios que intentan vender su casa de forma independiente generalmente se encuentran con varios problemas durante el proceso de venta y, a menudo, necesitan la ayuda de un agente inmobiliario. ¡Es el momento de contarles cómo un agente les puede ayudar!

De 11:30 a 14:30 ¡una media mañana típica en la vida de un agente inmobiliario!

Después de pasar varias horas buscando prospectos lo normal es que un agente pase el resto de la mañana reuniéndose con clientes.  Si en ese momento está trabajando con vendedores, es un buen momento por la luz del día, para quedar con un fotógrafo para la realización del reportaje fotográfico de la vivienda que acaba de captar o reunirse con los vendedores para ayudarlos a preparar su casa para la venta.

Si los clientes están dia a dia de agente inmobiliariovendiendo su casa por primera vez, es posible que tengan varias preguntas y necesiten una orientación considerable durante todo el proceso. Otros clientes pueden haber vendido varias casas a lo largo de su vida y estarán más informados sobre el proceso y estas reuniones serás más cortas.

Si está trabajando con compradores, puede pasar el resto de la mañana investigando sobre casas en venta que estén dentro de los criterios de sus clientes, accediendo a las propiedades de sus compañeros en el caso que trabaje en alguna red de oficinas, normalmente franquiciadas, o en la bolsa de inmuebles del MLS de su zona para posteriormente reunirse con los clientes y mostrárselas.

Por lo general, esto implica investigar las casas a las que los llevará con anticipación o hablar con el agente que lleve la comercialización de ese inmueble para obtener toda la información posible sobre la propiedad antes de llevar a sus clientes.

De 17:00 a 19:00 horas ¡una tarde típica en la vida de un agente inmobiliario!

El final del día de un agente inmobiliario puede implicar dedicar tiempo a promocionarse en redes sociales o actualizar su blog o sitio web. La gran mayoría de los posibles clientes encuentran a su agente inmobiliario a través de Internet o mediante el boca a boca, por lo que tener una fuerte presencia online es un aspecto importante. El marketing requiere varias horas de mantenimiento constante cada semana, tanto que muchos agentes inmobiliarios optan por contratar agencias de marketing o asistentes para que les ayuden a gestionar ese aspecto de su negocio. Sin embargo, eso tiene un coste considerable, por loacciones agente inmobiliario que aquellos que acaban de comenzar optan por llevarlo a cabo ellos mismos.

Además del marketing, un agente puede dedicar el final de su jornada al papeleo administrativo (ya que este sector requiere muchas acciones burocráticas y administrativas) o haciendo un seguimiento de los clientes con respecto a las citas de su agenda, las jornadas de puertas abiertas y la respuesta a sus preguntas sobre la compra o proceso de venta, procesos legales de inmuebles, etc

Otras obligaciones del agente

Si bien esta es una instantánea de cómo puede ser un día en la vida de un agente inmobiliario, de ninguna manera es una descripción 100% precisa de lo que implica cada día. Como mencionamos anteriormente, hay muchos aspectos de las acciones de un agente que varían de un día a otro. A continuación, profundizaremos en otras tareas que los agentes inmobiliarios completan de forma regular

Marketing

Las acciones de marketing de un buen asesor inmobiliario deben ser muy variadas y deben de llevarse a cabo en distintos formatos para adaptarse a todos sus clientes. Desde la contratación de vallas publicitarias hasta las redes sociales, el contenido del sitio web o la generación de flyers, entre otros.

Es imprescindible que los agentes mantengan una presencia de marketing sólida y constante especialmente en Internet, ya que la mayoría de los potenciales clientes comienzan la búsqueda de un asesor de forma online.  Así, por ejemplo, si el agente inmobiliario ha trabajado con antiguos compradores y vendedores en el pasado, es importante que mantenga el contacto con ellos y entre otros aspectos les soliciten escribir una reseña sobre la calidad de sus servicios en su sitio web, en las reseñas de Google o en su página de Facebook, ya que las opiniones positivas suelen ser el primer detalle que los clientes potenciales tendrán en cuenta a la hora de elegir a un asesor inmobiliario.  A su vez, mantener el contacto de forma regular con ellos mandándole una newsletter, felicitándole el cumpleaños o el aniversario de la compra o venta de su casa es una forma sencilla y empática de mantener el contacto para que éstos puedan seguir recomendando a su agente de confianza o incluso volver a contratar sus servicios. ¡Mantenerse en el recuerdo de antiguos clientes es fundamental!

Las redes sociales ocupan un apartado muy especial  como grandes herramientas de marketing que pueden ayudar a un cliente a posicionarse, dar a conocer sus servicios y distribuir su producto,. es decir, sus propiedades. de este modo, recomendamos que además de abrirse un perfil en las más importantes: Facebook, LinkedIn, Instagram y Youtube las alimenten todos los días con posts,  felicitación de fechas especiales, nuevas  captaciones, imágenes de propiedades vendidas con el cartel «Vendido», así como sus acciones de posicionamiento y asistencia y organización  eventos. Por su puesto no deben olvidarse de contar con su propio blog donde compartan sus experiencias como agente inmobiliario y den respuesta a las principales dudas de aquellas personas que buscan comprar o vender un inmueble. ¡Las redes sociales son una gran base de datos de agentes y medio de contacto con potenciales clientes!

 

 Prospección

La prospección puede presentarse de muchas formas. Algunos encuentran que ciertas tácticas de generación de leads son extremadamente beneficiosas, mientras que para otros no son nada útiles. Esto varía de un agente a otro. Las tácticas comunes de prospección incluyen hacer «llamadas en frío» o llamar a una lista de personas y preguntar si tienen interés en comprar o vender una casa. Otros han descubierto que escribir cartas escritas a mano o enviar un correo electrónico a los clientes potenciales es una forma eficaz de encontrar nuevos clientes, especialmente cuando se dirige a un grupo demográfico de mayor edad. Si bien esto ya no es tan común, algunos incluso han descubierto que ir de puerta en puerta en los vecindarios y repartir tarjetas de presentación es otra táctica útil. Pero,aunque pueda parecer ya algo obsoleto, es precisamente por eso por lo que a muchos agentes les funciona. Ya casi nadie recibe una carta escrita o una tarjeta corporativa. Sin duda ser el único que lo hace es otra forma de destacar entre los demás y permanecer en la memoria del público.

Tareas administrativas

Cuando se ayuda a un cliente a comprar o vender una casa, existe un papeleo importante que acompaña al proceso. Como asesor inmobiliario, lo más probable es que seas el responsable de redactar contratos, revisar condiciones de los alquileres, actualizar listados en el MLS, actualizar bases de datos, presupuestar, gestionar la contratación de suministros y por supuesto acompañar a tus clientes a notaría.  No son tareas para nada divertidas, pero juegan un papel importante en la determinación de la organización y la productividad general del negocio inmobiliario de un agente.

Formación y actualización de la situación del mercado

La industria inmobiliaria cambia constantemente, y solo aquellos asesores inmobiliarios que se forman y actualizan sus conocimientos son capaces de ofrecer el mejor de los servicios adaptado a la situación de sus clientes, por lo que es fundamental aprender y reciclarse a través de distintas formaciones especializadas en el sector. ¡No olvidemos que se trata de una profesión de servicios! También es muy importante estar al día del mercado inmobiliario, especialmente en de la zona en la que un agente es experto. Conocer la oferta y demanda de vivienda que hay en la zona, el precio de las casas que se han vendido en el vecindario o los alquileres del barrio. No solo serán un recurso valioso para los clientes de un agente inmobiliario, sino que también le ayudarán a mejorar en su carrera profesional.

Organización de eventos

Este aspecto en estos momentos es uno de los más complejos de llevar a cabo por el distanciamiento social, totalmente imprescindible para hacer frente al COVID-19, pero cuando por fin demos por concluida la pandemia es algo que todo buen asesor ha de retomar.  Y es que, cuanto más tiempo pasen los agentes interactuando con otros en sus comunidades y dando a conocer su nombre, es más probable que sean contactados por posibles compradores y vendedores. Estar involucrado en eventos de caridad o excursiones en el vecindario son formas muy exitosas de conectarse con otros mientras que a su vez realizan una labor social y demuestran su compromiso con su comunidad. Además, si cuentan con presupuesto siempre es muy beneficioso organizar cualquier tipo de evento para darse a conocer. Todo el mundo con el que interactúa el asesor inmobiliario en su día a día: comercios, amigos, padres de compañeros de colegio de hijos etc. debe conocer su profesión ¡Un cliente puede surgir en cualquier momento!

Asistir a eventos de networking

Ésta es otra de las acciones que una vez retomemos la normalidad todo agente ha de recuperar. Y es que hasta poco más de un año, la oferta de eventos de networking, especialmente en las ciudades era enorme.  A su vez las propias inauguraciones de nuevas oficinas, aniversarios de agencias, convenciones, son grandes momentos para mantener el contacto con los compañeros. Por supuesto las nuevas tecnologías nos permiten seguir en contacto con ellos.

 

¿En qué horarios trabaja la mayoría de los agentes inmobiliarios?

Los asesores suelen trabajar varias horas más allá del típico horario de 9 a 18:00. Algunos días pueden ir más tarde y terminar antes, y viceversa. Algunas semanas pueden ser un poco más relajadas, mientras que otras estarán llenas de toneladas de citas. Muchos asesores inmobiliarios también trabajan los fines de semana; a veces utilizan los sábados para mostrarles a los compradores las casas en venta y los domingos para organizar Open House para los vendedores. La flexibilidad horaria también tiene su parte ventajosa, y es que un  agente puede organizarse y trabajar en aquellas horas en las que no ha de atender a obligaciones familiares; por lo que la conciliación es más fácil.

¿Cómo definiríamos el trabajo de un agente inmobiliario?

Un agente se encarga de asesorar a los clientes sobre cómo comprar, alquilar o vender una propiedad. Brindan asistencia a través de la transacción de la vivienda, desde visitas a inmuebles hasta estudios de mercado para ayudar a tomar la mejor elección a un comprador. Lo que hacen los agentes inmobiliarios por sus clientes muchas veces pasa desapercibido, especialmente si el asesor es bueno en lo que están haciendo. Su función es hacer que una transacción inmobiliaria sea lo más sencilla posible para su cliente. Los mejores agentes inmobiliarios lograrán que la experiencia de compra o venta de sus clientes sea muy positiva, incluso si está teniendo que hacer frente a imprevistos o problemas. ¡Para eso está el!

¿Merece la pena ser agente inmobiliario a media jornada?

Debido al nivel de exigencia que conlleva esta profesión, es extremadamente difícil dedicar menos de 40 horas a la semana como agente inmobiliario. Los clientes pueden llamar a cualquier hora del día, lo que dificulta el equilibrio de un segundo trabajo que requiere toda su atención durante la mayor parte de la semana. Aunque si bien es verdad, para poder iniciarse en esta profesión siempre es recomendable contar con algunos ahorros para poder invertir en el negocio y hacer frente a los primeros meses, en los que, dada la falta de propiedades y clientes es más complicado cerrar operaciones.

¿Dónde trabajan los agentes inmobiliarios?

Algunos agentes inmobiliarios pueden optar por trabajar desde casa en lugar de trabajar desde su oficina, especialmente en estos momentos de pandemia, y muchos otros ejercen esta profesión en la oficina para la que trabajan o de forma combinada. Esta libertad es especialmente beneficiosa no solo por el COVID19 sino porque permite una flexibilidad y libertad para conciliar el trabajo con el resto de vida

Conclusiones

Ser agente inmobiliario es una excelente elección de carrera. Es muy gratificante ayudar a las familias y las personas a encontrar la casa de sus sueños o ayudarlos a ampliar su cartera de inversiones. Se trata de una profesión nada aburrida en la que no hay un día igual y en la que pueden obtener ingresos muy elevados. Una elección especialmente indicada para conciliar la vida laboral con la personal en la que puedes dar el salto definitivo a tu carrera profesional más exitosa

Como has podido comprobar, es muy gratificante, pero exige de un gran esfuerzo y organización. Si estás preparado, en REMAX te damos todo el soporte, servicio y herramientas que necesites para que ésta sea una profesión de éxito y estable: https://www.asociatearemax.es/contacta/