Trabajar de agente inmobiliario. Sinergias con otros sectores

Trabajar de agente inmobiliario. Sinergias con otros sectores

Cambiar de trabajo es siempre costoso; nuevas rutinas, obligaciones, compañeros… pero reciclarse y además cambiar de profesión y de sector es un acto de valentía que muchas personas no afrontan por miedo a lo desconocido, incluso cuando su presente no le aporta los beneficios y la felicidad que querrían.

Uno de los pensamientos habituales para abandonar la idea del reciclaje profesional es la sensación de que con el cambio, se están tirando los años acumulados de experiencia y/o formación. Sin embargo, hay oportunidades laborales frente a ti en las que tu experiencia es muy valiosa y te hará crecer rápido, aunque no se aprecie en un primer momento.

Nuestro trabajo diario con miles de asesores inmobiliarios en España nos ha permitido resumir en este post las 6 carreras o sectores desde los que la reconversión laboral al sector inmobiliario se nutrirá de tus conocimientos previos y te harán ser un asesor inmobiliario muy valioso desde el primer día.

profesiones-que-pueden-ayudarte-a-ser-agente-inmobiliario

Derecho

Un agente inmobiliario debe asesorar y guiar a sus clientes en el proceso de compraventa inmobiliaria, esto supone muchas decisiones y cuestiones que implicarán responsabilidades y derechos importantes que cumplir frente a la otra parte y frente a las administraciones local, regional y estatal.

Redacción de contratos y cláusulas, negociaciones, pago de impuestos y tasas… todo, en mayor o menor medida, requiere del conocimiento del marco legal general y el particular. Por ello, si vienes del mundo del derecho, manejarte en sus términos y procesos será una ventaja enorme para tus clientes que siempre verán esta área como una de las grandes dificultades de realizar la operación sin ayuda de un profesional.

Esta capacitación profesional adquiere mayor relevancia cuando la operación inmobiliaria tiene algún matiz complicado como una herencia compleja, viviendas afectadas, por ejemplo, por la ley de costas, usufructos, contradicciones entre documentos legales del inmueble… Estos pequeños (o grandes) escollos no son lo habitual pero sí son más frecuentes de lo que los propietarios creen en un primer momento y cuando lo descubran, necesitarán un profesional especializado.

Economía/Finanzas

La vivienda, como cualquier otro producto en comercialización, está inmerso en un mercado de oferta y demanda, pero el mercado inmobiliario es especialmente complejo puesto que intervienen muchos factores externos e internos que hacen que las fluctuaciones sean constantes y, a veces, grandes.

El mercado inmobiliario es mirado con lupa desde el desconocimiento por lo compradores y vendedores que siempre están ansiosos y preocupados por si es el momento correcto para ejecutar la operación. La mayoría comprará y venderá una o dos veces en su vida y equivocarse en el momento tendrá consecuencias en su economía durante años. Un asesor con conocimientos financieros será un gran apoyo.

Además, para adquirir una vivienda, la mayoría de los compradores necesita financiación, por lo que es una cuestión extra que también pone en valor los conocimientos técnicos en esta área y la soltura con la terminología.

Arquitectura/ingeniería

Esta línea formativa, a pesar de formar ya parte del sector inmobiliario, pocas veces se tiene en cuenta con lo que puede aportar al trabajo diario de un agente inmobiliario. Una parte esencial de la captación de viviendas es la valoración de la propiedad y esto incluye analizar profesionalmente las características del inmueble, la zona urbanística, su futuro e incluso las posibilidades que la vivienda puede ofrecer más allá de su situación actual.

Todas estas cuestiones son ámbitos naturales de una persona con formación técnica en arquitectura u otras líneas de ingeniería.

El trabajo más estándar de un asesor inmobiliario puede estar complementado con labores como proyectos de reforma, ejecuciones de home Staging o incluso el Certificado de Eficiencia Energética, cuya elaboración debe hacerla un técnico cualificado y homologado.

En España no tenemos la costumbre de comprar una vivienda de segunda mano bajo el condicionante de una inspección técnica como sí ocurre en otros países, pero contar con un asesor que pueda revisar la vivienda de una manera profesional será un valor añadido para los compradores.        

Turismo

En el sector inmobiliario hay una frase que reza que las tres cosas más importantes de una vivienda son “localización, localización y localización”, esto es así porque la zona donde se ubica tiene un peso definitorio que luego se matizará con las características del inmueble. Por tanto, es imprescindible que el agente inmobiliario conozca al dedillo la zona en la que trabaja y además, sepa venderla.

Un buen agente inmobiliario debe ser el mejor embajador de la zona que existe, mejor que el equipo de turismo del ayuntamiento. Es el encargado, no de traer gente para pasar una semana, si no de traer gente para vivir.

Las personas con experiencia en el sector turístico estarán acostumbradas a barajar este tipo de información y también a trabajar de cara al público. Dos cosas valiosísimas para el trabajo diario de agente inmobiliario.

Marketing/Comunicación

Al final del camino, además de asesores, los agentes inmobiliarios son técnicos en marketing inmobiliario. Deben ser especialistas en las artes de comercializar un inmueble por lo que la formación en marketing y comunicación es una base muy sólida para comenzar una especialización sectorial.

Manejar los canales de difusión y sus diferentes características, los formatos de materiales, los términos y, sobre todo, tener la inquietud de estar al día en estas cuestiones puede ser una característica diferenciadora y muy buena para un agente inmobiliario en cuanto a resultados de venta y también de satisfacción y captación de clientes.

Además, entender la importancia de la comunicación y trabajarla desde un punto de vista profesional te ayudará mucho en la parte de la relación con el cliente, uno de los pilares del trabajo del asesor inmobiliario.

Experiencia en ventas

Quizás esta podría ser la más obvia, las dotes comerciales. Si ya has tenido experiencia en el área comercial de cualquier sector, habrá muchas herramientas personales que has desarrollado que te serán de gran valor en el trabajo inmobiliario. Es verdad que la vivienda es un producto muy particular y las operaciones inmobiliarias conllevan en sus protagonistas implicaciones emocionales que no tienen en otros productos. Sin embargo, aquellos que han trabajado en ventas anteriormente detectarán en seguida los matices y tendrán capacidad para adecuar sus conocimientos de manera muy ágil a las especificaciones del sector. Por otro lado, si vienes de las ventas de otro sector sabrás valorar los honorarios que el sector inmobiliario te ofrece.

Estos son solo unos cuantos ejemplos que creemos muy clarificadores de áreas y sectores que aportan mucho a los asesores inmobiliarios. Sin embargo, ser asesor inmobiliario es una profesión tan completa y con tantos matices que existen miles de profesiones que son la antesala perfecta para comenzar una nueva etapa en el inmobiliario ¿Quieres que analicemos tu situación particular? Si quieres valorar la opción de reinventarte contacta con nosotros sin compromiso a través del formulario o de este link https://www.asociatearemax.es/contacta/

¿Y si no tengo experiencia previa en ningún sector y quiero ser agente inmobiliario?

Esta situación se sería ningún problema si apuestas por compañías que te ofrezcan formación. En REMAX contamos con una escuela de formación propia www.escuelaremax.es  donde podrás conocer a fondo la profesión de agente inmobiliario y acceder toda la formación necearía para  ejercer esta profesión con éxito y desde cero.

Así, desde el primer día, el agente podrá realizar tres formaciones básicas : «El Agente inmobiliario REMAX», «Captación en exclusiva», y «Comercialización y cierre» gracias a la cuáles podrá despegar con conocimientos en esta apasionante profesión. A su vez, existen cursos muy variados y muy específicos sobre cualquier aspecto destacado del sector como son cursos jurídicos de distintos niveles, rede sociales o finnaciación, entre otros. No obstante el propio Broker de cada oficina brinda una formación propia y el agente a su vez, puede asistir a todos los webinarios que se imparten semanalmente para toda la red y de forma gratuita. Te recomendamos que leas este post, donde podrás conocer más a fondo la formación que te ofrecemos desde REMAX https://www.asociatearemax.es/formas-en-que-los-agentes-inmobiliarios-aumentar-su-rentabilidad/

Tal y como has podido comprobar, no es necesario contar con conocimientos previos para ser agente inmobiliario, aunque sí que es importante que sepas elegir el entorno y compañía en la que desarrollar tu carrera para que la falta de experiencia y conocimientos no sea un lastre.