No hay un día igual a otro, pero sí muchas acciones imprescindibles y que todo buen agente ha de llevar a cabo para lograr alcanzar sus objetivos. También varía si en el agente en ese momento decide ocupar su día en realizar labores de captación de viviendas o si tiene visitas de potenciales compradores. En el primero de los casos tendrá que dedicarse a la contratación de fotógrafos, el volcado del inmueble en portales inmobiliarios, bolsa de vivienda y en el propio CRM o base se de datos de su compañía. En el segundo de los casos, deberá dedicarse a poner la casa a punto para generar una muy buena primera impresión de sus posibles futuros habitantes.

 

que-hace-un-agente-inmobiliario

Sea como fuere, un día en la vida de un agente inmobiliario está marcado por la realización de muchas acciones a lo largo de la jornada e implica adaptarse a las necesidades de sus clientes ofreciéndoles sus mejores servicios. Y es que, los mejores agentes inmobiliarios son los que te facilitan la vida sin que tengas que preocuparte por nada. El trabajo de un agente es facilitar la compra y venta de propiedades para sus clientes. Hacer que un proceso complicado sea fácil es solo parte de lo que hacen los agentes inmobiliarios por los compradores y vendedores

Así, por ejemplo, las mañanas pueden implicar hacer un seguimiento tanto de antiguos clientes como de potenciales clientes, o pueden implicar ayudar a un cliente actual a preparar su casa para vender o visitar a los compradores a través de las casas que están en el mercado, mientras que las tardes las pueden dedicar a actualizar el marketing y las redes sociales o completar el papeleo. A menudo, educan a los clientes sobre cosas como los gastos a los que enfrentarán los compradores al comprar una casa o los inconvenientes de llevar a cabo algo tan complejo como la compra o venta de una vivienda por su cuenta.  Todo esto ni siquiera roza la superficie de las muchas tareas de un agente inmobiliario.

Como decíamos, cada día varía significativamente, lo que hace que la vida de un agente inmobiliario sea bastante impredecible. Una cosa es segura: ser un agente inmobiliario no es un trabajo con horario fijo de 9 a 5, de lunes a viernes. La mayoría de los agentes trabajan diferentes horas cada semana, a veces comenzando temprano en la mañana y terminando en la tarde, o comenzando el día por la tarde y trabajando hasta la noche. Hay muchos fines de semana que los agentes inmobiliarios pueden necesitar trabajar, especialmente cuando se organizan jornadas de puertas abiertas que generalmente se programan los domingos.

La vida de un agente inmobiliario puede ser un enigma para algunos, ya que gran parte del trabajo que realiza ocurre mientras trabaja desde casa y, a menudo, los clientes no son conscientes de ello. Por esa razón, es posible que muchos desconozcan el tremendo trabajo y la energía que implica ser un buen agente inmobiliario.  Además, y pese al gran trabajo que realizan,  es posible que la gente no sepa que contratar a un agente inmobiliario no es caro.

Si te gusta tener un estilo de vida predecible y una carrera de 9 a 5, ser agente inmobiliario puede que no sea lo que estás buscando. Si bien hay muchas tareas que vamos a analizar a continuación y que los agentes realizan de manera regular, es posible que recibas una llamada telefónica que requiera tu atención urgente o que surja algo que cambie por completo tus planes para ese día. El sector inmobiliario es un negocio emocional e impredecible y requiere una flexibilidad por parte del agente; aunque si bien es cierto, con una buena organización puede ser una profesión idónea para conciliar con tu vida personal, pues puedes organizarte horarios y tareas en la mayoría de las ocasiones y trabajar desde casa casi siempre.

Así, un día típico en la vida de un agente inmobiliario puede ser el siguiente, pero hay muchas otras formas en que los agentes organizan sus jornadas, desde el marketing hasta las tareas administrativas, la asistencia a eventos de redes y mucho más.

¡Profundizamos en las muchas acciones de un agente inmobiliario con todo detalle en este post!

De 8:00 a 11:00; una mañana típica de un agente inmobiliario

Algunos agentes inmobiliarios pueden comenzar su mañana dedicando unas horas a comunicarse con posibles clientes por teléfono o correo electrónico. Para muchos agentes inmobiliarios, este es uno de los aspectos más importantes de su carrera. Si un agente no tiene clientes, no tendrá ingresos. Cuanto más cliente tenga, más dinero gana. Esto es particularmente aplicable para aquellos que son nuevos en el sector inmobiliario, ya que los que acaban de incorporarse a la industria puedentareas agente inmobiliario no tener una base de datos de clientes todavía.

Llegar a posibles clientes, lo que se denomina «prospección», puede implicar ponerse en contacto con amigos, familiares u otras personas que conozca personalmente que hayan expresado interés en comprar o vender una casa.

Investigar vecindarios para los clientes es igualmente importante cuando se trata de encontrar excelentes casas en las mejores ubicaciones.

También puede implicar ponerse en contacto con ‘clientes potenciales fríos’, lo que significa enviar correos electrónicos o hacer llamadas telefónicas a personas que nunca ha conocido pero que pueden estar en el mercado para comprar o vender una casa.

Otra acción imprescindible es ponerse en contacto con aquellos propietarios de la zona que estén intentando vender su casa. Los propietarios que intentan vender su casa de forma independiente generalmente se encuentran con varios problemas durante el proceso de venta y, a menudo, necesitan la ayuda de un agente inmobiliario. ¡Es el momento de contarles cómo un agente les puede ayudar!

De 11:30 a 14:30; una media mañana típica en la vida de un agente inmobiliario

Después de pasar varias horas buscando prospectos lo normal es que un agente pase el resto de la mañana reuniéndose con clientes.  Si en ese momento está trabajando con vendedores, es un buen momento por la luz del día, para quedar con un fotógrafo para la realización del reportaje fotográfico de la vivienda que acaba de captar o reunirse con los vendedores para ayudarlos a preparar su casa para la venta.

Si los clientes están dia a dia de agente inmobiliariovendiendo su casa por primera vez, es posible que tengan varias preguntas y necesiten una orientación considerable durante todo el proceso. Otros clientes pueden haber vendido varias casas a lo largo de su vida y estarán más informados sobre el proceso y estas reuniones serás más cortas.

Si está trabajando con compradores, puede pasar el resto de la mañana investigando sobre casas en venta que estén dentro de los criterios de sus clientes, accediendo a las propiedades de sus compañeros en el caso que trabaje en alguna red de oficinas, normalmente franquiciadas, o en la bolsa de inmuebles del MLS de su zona para posteriormente reunirse con los clientes y mostrárselas.

Por lo general, esto implica investigar las casas a las que los llevará con anticipación o hablar con el agente que lleve la comercialización de ese inmueble para obtener toda la información posible sobre la propiedad antes de llevar a sus clientes.

De 17:00 a 19:00 horas; una tarde típica en la vida de un agente inmobiliario

El final del día de un agente inmobiliario puede implicar dedicar tiempo a promocionarse en redes sociales o actualizar su blog o sitio web. La gran mayoría de los posibles clientes encuentran a su agente inmobiliario a través de Internet o mediante el boca a boca, por lo que tener una fuerte presencia online es un aspecto importante. El marketing requiere varias horas de mantenimiento constante cada semana, tanto que muchos agentes inmobiliarios optan por contratar agencias de marketing o asistentes para que les ayuden a gestionar ese aspecto de su negocio. Sin embargo, eso tiene un coste considerable, por loacciones agente inmobiliario que aquellos que acaban de comenzar optan por llevarlo a cabo ellos mismos.

Además del marketing, un agente puede dedicar el final de su jornada al papeleo administrativo (ya que este sector requiere muchas acciones burocráticas y administrativas) o haciendo un seguimiento de los clientes con respecto a las citas de su agenda, las jornadas de puertas abiertas y la respuesta a sus preguntas sobre la compra o proceso de venta, procesos legales de inmuebles, etc

Otras obligaciones del agente

Si bien esta es una instantánea de cómo puede ser un día en la vida de un agente inmobiliario, de ninguna manera es una descripción 100% precisa de lo que implica cada día. Como mencionamos anteriormente, hay muchos aspectos de las acciones de un agente que varían de un día a otro. A continuación, profundizaremos en otras tareas que los agentes inmobiliarios completan de forma regular

Marketing

Las acciones de marketing de un buen asesor inmobiliario deben ser muy variadas y deben de llevarse a cabo en distintos formatos para adaptarse a todos sus clientes. Desde la contratación de vallas publicitarias hasta las redes sociales, el contenido del sitio web o la generación de flyers, entre otros.

Es imprescindible que los agentes mantengan una presencia de marketing sólida y constante especialmente en Internet, ya que la mayoría de los potenciales clientes comienzan la búsqueda de un asesor de forma online.  Así, por ejemplo, si el agente inmobiliario ha trabajado con antiguos compradores y vendedores en el pasado, es importante que mantenga el contacto con ellos y entre otros aspectos les soliciten escribir una reseña sobre la calidad de sus servicios en su sitio web, en las reseñas de Google o en su página de Facebook, ya que las opiniones positivas suelen ser el primer detalle que los clientes potenciales tendrán en cuenta a la hora de elegir a un asesor inmobiliario.  A su vez, mantener el contacto de forma regular con ellos mandándole una newsletter, felicitándole el cumpleaños o el aniversario de la compra o venta de su casa es una forma sencilla y empática de mantener el contacto para que éstos puedan seguir recomendando a su agente de confianza o incluso volver a contratar sus servicios. ¡Mantenerse en el recuerdo de antiguos clientes es fundamental!

Las redes sociales ocupan un apartado muy especial  como grandes herramientas de marketing que pueden ayudar a un cliente a posicionarse, dar a conocer sus servicios y distribuir su producto,. es decir, sus propiedades. de este modo, recomendamos que además de abrirse un perfil en las más importantes: Facebook, LinkedIn, Instagram y Youtube las alimenten todos los días con posts,  felicitación de fechas especiales, nuevas  captaciones, imágenes de propiedades vendidas con el cartel «Vendido», así como sus acciones de posicionamiento y asistencia y organización  eventos. Por su puesto no deben olvidarse de contar con su propio blog donde compartan sus experiencias como agente inmobiliario y den respuesta a las principales dudas de aquellas personas que buscan comprar o vender un inmueble. ¡Las redes sociales son una gran base de datos de agentes y medio de contacto con potenciales clientes!

 

 Prospección

La prospección puede presentarse de muchas formas. Algunos encuentran que ciertas tácticas de generación de leads son extremadamente beneficiosas, mientras que para otros no son nada útiles. Esto varía de un agente a otro. Las tácticas comunes de prospección incluyen hacer «llamadas en frío» o llamar a una lista de personas y preguntar si tienen interés en comprar o vender una casa. Otros han descubierto que escribir cartas escritas a mano o enviar un correo electrónico a los clientes potenciales es una forma eficaz de encontrar nuevos clientes, especialmente cuando se dirige a un grupo demográfico de mayor edad. Si bien esto ya no es tan común, algunos incluso han descubierto que ir de puerta en puerta en los vecindarios y repartir tarjetas de presentación es otra táctica útil. Pero,aunque pueda parecer ya algo obsoleto, es precisamente por eso por lo que a muchos agentes les funciona. Ya casi nadie recibe una carta escrita o una tarjeta corporativa. Sin duda ser el único que lo hace es otra forma de destacar entre los demás y permanecer en la memoria del público.

Tareas administrativas

Cuando se ayuda a un cliente a comprar o vender una casa, existe un papeleo importante que acompaña al proceso. Como asesor inmobiliario, lo más probable es que seas el responsable de redactar contratos, revisar condiciones de los alquileres, actualizar listados en el MLS, actualizar bases de datos, presupuestar, gestionar la contratación de suministros y por supuesto acompañar a tus clientes a notaría.  No son tareas para nada divertidas, pero juegan un papel importante en la determinación de la organización y la productividad general del negocio inmobiliario de un agente.

Formación y actualización de la situación del mercado

La industria inmobiliaria cambia constantemente, y solo aquellos asesores inmobiliarios que se forman y actualizan sus conocimientos son capaces de ofrecer el mejor de los servicios adaptado a la situación de sus clientes, por lo que es fundamental aprender y reciclarse a través de distintas formaciones especializadas en el sector. ¡No olvidemos que se trata de una profesión de servicios! También es muy importante estar al día del mercado inmobiliario, especialmente en de la zona en la que un agente es experto. Conocer la oferta y demanda de vivienda que hay en la zona, el precio de las casas que se han vendido en el vecindario o los alquileres del barrio. No solo serán un recurso valioso para los clientes de un agente inmobiliario, sino que también le ayudarán a mejorar en su carrera profesional.

Organización de eventos

Este aspecto en estos momentos es uno de los más complejos de llevar a cabo por el distanciamiento social, totalmente imprescindible para hacer frente al COVID-19, pero cuando por fin demos por concluida la pandemia es algo que todo buen asesor ha de retomar.  Y es que, cuanto más tiempo pasen los agentes interactuando con otros en sus comunidades y dando a conocer su nombre, es más probable que sean contactados por posibles compradores y vendedores. Estar involucrado en eventos de caridad o excursiones en el vecindario son formas muy exitosas de conectarse con otros mientras que a su vez realizan una labor social y demuestran su compromiso con su comunidad. Además, si cuentan con presupuesto siempre es muy beneficioso organizar cualquier tipo de evento para darse a conocer. Todo el mundo con el que interactúa el asesor inmobiliario en su día a día: comercios, amigos, padres de compañeros de colegio de hijos etc. debe conocer su profesión ¡Un cliente puede surgir en cualquier momento!

Asistir a eventos de networking

Ésta es otra de las acciones que una vez retomemos la normalidad todo agente ha de recuperar. Y es que hasta poco más de un año, la oferta de eventos de networking, especialmente en las ciudades era enorme.  A su vez las propias inauguraciones de nuevas oficinas, aniversarios de agencias, convenciones, son grandes momentos para mantener el contacto con los compañeros. Por supuesto las nuevas tecnologías nos permiten seguir en contacto con ellos.

 

¿En qué horarios trabaja la mayoría de los agentes inmobiliarios?

Los asesores suelen trabajar varias horas más allá del típico horario de 9 a 18:00. Algunos días pueden ir más tarde y terminar antes, y viceversa. Algunas semanas pueden ser un poco más relajadas, mientras que otras estarán llenas de toneladas de citas. Muchos asesores inmobiliarios también trabajan los fines de semana; a veces utilizan los sábados para mostrarles a los compradores las casas en venta y los domingos para organizar Open House para los vendedores. La flexibilidad horaria también tiene su parte ventajosa, y es que un  agente puede organizarse y trabajar en aquellas horas en las que no ha de atender a obligaciones familiares; por lo que la conciliación es más fácil.

¿Cómo definiríamos el trabajo de un agente inmobiliario?

Un agente se encarga de asesorar a los clientes sobre cómo comprar, alquilar o vender una propiedad. Brindan asistencia a través de la transacción de la vivienda, desde visitas a inmuebles hasta estudios de mercado para ayudar a tomar la mejor elección a un comprador. Lo que hacen los agentes inmobiliarios por sus clientes muchas veces pasa desapercibido, especialmente si el asesor es bueno en lo que están haciendo. Su función es hacer que una transacción inmobiliaria sea lo más sencilla posible para su cliente. Los mejores agentes inmobiliarios lograrán que la experiencia de compra o venta de sus clientes sea muy positiva, incluso si está teniendo que hacer frente a imprevistos o problemas. ¡Para eso está el! Aquí hay más información sobre en lo que cosiste la profesión de agente inmobiliario

¿Merece la pena ser agente inmobiliario a media jornada?

Debido al nivel de exigencia que conlleva esta profesión, es extremadamente difícil dedicar menos de 40 horas a la semana como agente inmobiliario. Los clientes pueden llamar a cualquier hora del día, lo que dificulta el equilibrio de un segundo trabajo que requiere toda su atención durante la mayor parte de la semana. Aunque si bien es verdad, para poder iniciarse en esta profesión siempre es recomendable contar con algunos ahorros para poder invertir en el negocio y hacer frente a los primeros meses, en los que, dada la falta de propiedades y clientes es más complicado cerrar operaciones.

¿Dónde trabajan los agentes inmobiliarios?

Algunos agentes inmobiliarios pueden optar por trabajar desde casa en lugar de trabajar desde su oficina, especialmente en estos momentos de pandemia, y muchos otros ejercen esta profesión en la oficina para la que trabajan o de forma combinada. Esta libertad es especialmente beneficiosa no solo por el COVID19 sino porque permite una flexibilidad y libertad para conciliar el trabajo con el resto de vida

Conclusiones

Ser agente inmobiliario es una excelente elección de carrera. Es muy gratificante ayudar a las familias y las personas a encontrar la casa de sus sueños o ayudarlos a ampliar su cartera de inversiones. Se trata de una profesión nada aburrida en la que no hay un día igual y en la que pueden obtener ingresos muy elevados. Una elección especialmente indicada para conciliar la vida laboral con la personal en la que puedes dar el salto definitivo a tu carrera profesional más exitosa.

Tienes información más detallada sobre que es ser y que implica el trabajo de un agente inmobiliario aquí.

Como has podido comprobar, es muy gratificante, pero exige de un gran esfuerzo y organización. Si estás preparado, en REMAX te damos todo el soporte, servicio y herramientas que necesites para que ésta sea una profesión de éxito y estable: https://www.asociatearemax.es/contacta/ 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Déjanos tus datos y contactaremos contigo.

Logo Globo REMAX

* Campos obligatorios

Y si quieres adjuntarnos tu CV puedes enviarlo (8Mb máx / Formato: .doc, .docx, .pdf)
Este será enviado a varias oficinas, priorizando las más cercanas a tu CP. CV OK
Y si quieres envíanos tu CV CV OK