Se más productivo en casa con una rutina matutina

¡Cómo comienzas tu día es ahora más importante que nunca!

Ahora que el COVID-19 tiene a toda la gente que es posible trabajando desde casa, nuestros días han perdido mucha de la estructura en la que nos apoyábamos para ser productivos. Si nunca has trabajado desde casa antes, puede que te cueste cambiar al modo trabajo estando tan cerca del sofá. Incluso si trabajas en casa de manera regular, el hecho de tener a los niños en casa puede hacer que se sienta como un fin de semana relajado en ver de un día productivo de trabajo.

Es por eso por lo que ahora es más importante que nunca que comiences tus días con una rutina diaria estricta. En vez de dar vueltas por casa en pijama sin estar seguro de cuál será tu primera tarea, tendrás la claridad y el enfoque para sumergirte en ella. Además, tener una rutina te da una sensación de normalidad en estos momentos de incertidumbre y puede ayudarte a sentir que la vida continua.

Aquí tienes unas sencillas maneras con las que puedes empezar a trabajar en una rutina diaria que te aportará paz y serenidad a tu día de trabajo

Mímate

Prepararte para el trabajo no es todo físico, incluso las tareas más básicas de aseo pueden centrarnos y calmantes si se hacen con plena atención. Busca algunas tareas que te hagan sentir especial y listo para conquistar el día, y después tómate el tiempo para hacerlo cada mañana. ¡Deberás inmediatamente notar un cambio en tu humor! Cuando empiezas el día luciendo tu mejor cara, te sube el ánimo.

Escucha a tu madre – ¡No te olvides de comer!

No todos necesitamos las mismas cosas a la hora del desayuno, pero una cosa es segura: ¡definitivamente necesitamos empezar el día con algo de la cocina! Incluso si no te sientes especialmente hambriento, seguir las nociones repetitivas de hacerte una taza de té, un café o ponerle mantequilla a la tostada para ir despertando a tu cerebro e introducirlo al hábito de hacer algo productivo. Si es algo que te nutre de alguna manera, mucho mejor.

Traza tu rutina

¡Establecer metas para cada día es una parte esencial para completarlas! Una buena idea para incorporar a tu rutina diaria es tener una agenda flexible para el día, una lista corta de tareas fáciles de llevar a cabo que te ayudan a realizar tus metas finales. Esta lista no debe ser agobiante y no puede ser demasiado larga (eso solo lleva a la frustración), solo unas cuantas cosas que te gustaría poder terminar antes de que se acabe el día. Escribir esto en papel todos los días es una buena práctica que te lleva al éxito.

¡Haz limpieza!

¡No importa lo organizado que seas, no hay manera de que pase un día sin que hagas la líes! Antes de empezar las primeras tareas de la mañana, prueba a limpiar tu zona de trabajo. Retira las sobras del día anterior, archiva papeles, libros y material de oficina, vacía la papelera y crea un espacio limpio para trabajar. Los pocos minutos que empleas en esta labor puede que sean los minutos mejor empleados del día que harán que todo fluya más fácilmente.

Si quieres contar con el poyo diario que un Broker REMAX da a sus agentes rellena nuestro formulario de contacto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio